El deseo sexual sobre los 40 años.

Siempre se habla de las diferencias entre hombres y mujeres, ¿verdad? Y es que somos distintos. Nuestra manera de pensar, nuestra biología entre otros... y esto también se da en el deseo sexual.

Un estudio de la web Superdrug's Online Doctor, analizó datos del Indiana National Sex Study (USA) y de Natsal-3 (U.K.) y concluyeron que la actividad sexual (como sexo anal, vaginal o masturbación), disminuye con la edad en las personas, en ambos países. Pasará lo mismo en Chile?

La sexualidad luego de los 40
Sexualidad


Esto no sólo se da en Europa o Norteamérica, si no que existen otros estudios concluyentes e indican que entre hombres y mujeres de edades que fluctúan entre 45 y 54 años, más del 80% tienen relaciones sexuales, y mientras aumenta la edad estos porcentajes bajan. 

Por ejemplo, entre los 55 y 64 años, un 75% de hombres y un 59% de mujeres practican sexo. 

Y entre los 65 a 74 años, un 57% de hombres y 37% de mujeres lo practican.

En las mujeres esta reducción drástica suele deberse a la menopausia, en donde se presenta una disminución de estrógenos y otras hormonas, provocando una baja en el deseo sexual, sequedad vaginal y otros síntomas que hacen del sexo una experiencia poco placentera.

En los hombres esta baja suele deberse al comienzo de la andropausia. Experimentan dificultad para concentrarse, disminución del deseo sexual, dificultad para mantener y lograr una erección, menos erecciones nocturnas lo que acarrea disfunción eréctil.

Se suele aconsejar a las personas que presentan este tipo de baja en el deseo que se adapten a los cambios de su cuerpo, y que se atrevan a disfrutar a plenitud de su vida sexual. ¿Cómo? Alargando los preliminares, incorporando actividades como la estimulación visual, oral, manual y utilizando lubricantes especializados. Para hombres y mujeres de mediana edad a los que el coito parece incomodarles, o sufren de algún grado de disfunción eréctil, encuentran en el sexo oral una muy satisfactoria y estimulante alternativa.

Lo más importante para las parejas que pasan por esta etapa es que se dejen llevar, utilicen los estímulos para provocar el deseo y conversen, ya que estos cambios son naturales con la edad y la comunicación es como decimos siempre, fundamental para una relación sana.

El estudio concluye diciendo: "A medida que envejecemos, la frecuencia de las relaciones sexuales puede disminuir, pero no es hasta después de los 60 años es que vemos un descenso notable. Incluso entonces el sexo sigue presente en la mayoría de las personas, pero varía la forma en que se mantienen las relaciones sexuales". 

Recuerda que el sexo no necesariamente significa coito u orgasmo. Lo importante es poder disfrutar de la intimidad plenamente para que resulte placentera, si lo desean pueden ayudarse con lubricantes y atreverse a probar juguetes y accesorios.

¿Qué opinas sobre lo que acabas de leer? Déjanos tus comentarios!